Entrevista con Karem León

 

La Revista Académica para el Estudio de las Religiones ha incluido esta sección de entrevistas con el fin de acercar a nuestros lectores con los protagonistas. Particularmente con aquellos que resultan relevantes en el contexto sociocultural contemporáneo.

En la temática que nos ocupa en este libro, reconocemos que en el caso de La Luz del Mundo, y más allá de los estudios y análisis que se han presentado, existen dos protagonistas centrales e indispensables: El jerarca Samuel Joaquín y el núcleo de ex miembros que lo han denunciado públicamente y que asimismo han colaborado con distintos académicos aportando  información valiosa.

Por este motivo, hemos seleccionado tres importantes entrevistas con ex integrantes de La Luz del Mundo. No hemos contado con la misma disponibilidad de parte del líder de dicha agrupación para proporcionarnos directamente su versión, o una respuesta específica a los señalamientos que se le han hecho.  Nuestro Comité Editorial ha solicitado, infructuosamente, a través de su secretario ejecutivo de diversas maneras, una entrevista con Samuel Joaquín. Sin embargo, en aras de la equidad y por ser éste el único documento público en donde ha expresado su postura al respecto frente a la sociedad, hemos incluido una reproducción estenográfica del desplegado firmado por Samuel Joaquín, publicado el 29 de octubre del año en curso. Consideramos que su contenido será de interés para nuestros lectores. Así lo indica la trascendencia que representó al menos para la directiva de La Luz del Mundo que habría invertido cerca de un millón de pesos en su publicación simultánea, no sólo en los principales diarios de la capital de nuestro país, sino en las ciudades de mayor influencia de la República e incluso en el extranjero.

El valor de las entrevistas directas no puede soslayarse, ya sea tratándose de una investigación académica, de corroborar versiones periodísticas o simplemente de formarse un criterio objetivo en temas tan controvertidos como los religiosos. Los textos amplios y contextualizados, las preguntas específicas basadas en una metodología seria, son punto de referencia importante en un caso como el de La Luz del Mundo en el que han abundado las opiniones, las versiones periodísticas presentadas con distintos encabezados y los montajes de imágenes de los programas televisivos. El investigador, lo mismo que el ciudadano con sentido común, sabe que no hay nada mejor que ir a las fuentes originales para conocer a fondo un tema.

Las siguientes entrevistas fueron seleccionadas de entre más de treinta horas de conversaciones con ex integrantes de La Luz del Mundo. Las consideramos fuentes primarias creíbles y relevantes para la investigación. Su contenido es sumamente concreto y fue cuidadosamente verificado con metodología de investigación, cubriendo requisitos satisfactorios para disciplinas como la antropología social y las ciencias médicas y de la comunicación. Fueron realizadas entre el 17 y 21 de mayo de 1997, en el Distrito Federal y Guadalajara.

Los nombres de los entrevistados se han proporcionado con el permiso expreso de éstos. Asimismo, hacemos del conocimiento público que tanto ellos como sus representantes legales responsabilizan directamente a la cúpula jerárquica de la Iglesia a la que pertenecían, por cualquier represalia contra ellos y/o sus familias, por haber revelado esta información, en aras del bien de la sociedad y de aumentar el acervo científico sobre el tema.

El contenido de estas entrevistas junto con otras informaciones, compiladas en los últimos meses, han permitido que los científicos sociales pasen de lo que el doctor Fernando González llamara investigaciones cuidadosamente vigiladas (como es el caso del valioso, pero limitado libro de Renée de la Torre), a comenzar a ver lo que Masferrer llama los destellos de la luz. En otras palabras, nos han permitido acercarnos a versiones más apegadas a la realidad, en contraste con la imagen institucional oficial que intentan presentar agrupaciones religiosas como la analizada en este libro, por medio del control o de la distorsión de aquella información que no favorece dichos fines.

Lo que a continuación se reproduce son las partes sustanciales de tres entrevistas que forman parte de un extenso trabajo de investigación de campo.

 

Investigador Señora, ¿cuál es su nombre y edad?
   
Entrevistada Karem León. Tengo 30 años.
   
Investigador ¿Durante cuánto tiempo perteneció usted a la Iglesia La Luz del Mundo?
   
Karem Veintidós años, a partir de mi nacimiento.
   
Investigador Veintidós años, o sea, ¿usted fue criada allí?
   
Karem Nacida y criada en la Iglesia La Luz del Mundo.
   
Investigador ¿Cuál fue su experiencia en esta organización y por qué decidió usted salir de ella?
   
Karem Mmm, pues definitivamente salirme, aun renunciando a mi familia, una familia pues... bastante grande, porque toda mi familia es de allí, desde tíos, primos, hermanos, todo. Mis padres.
   
Investigador ¿Usted fue criada en una familia de La Luz del Mundo desde su nacimiento y casi todos pertenecen a la misma?
   
Karem Sí. Con excepción de uno o dos miembros nada más.  Entonces yo decidí salirme aun en contra de todo esto, que para mí fue muy doloroso, por abuso sexual que hubo en mi contra de parte del señor Samuel Joaquín Flores.
   
Investigador ¿Qué cargo ocupa el señor Samuel Joaquín Flores?
   
Karem Se denomina el Siervo del Señor, eh, para mí la verdad no es... Ni siquiera me gustaría nombrarlo, pero...
   
Investigador ¿Es el máximo líder de La Luz del Mundo?
   
Karem Así es, exactamente es el director general.
   
Investigador Esos abusos sexuales que usted nos comenta que cometió Samuel Joaquín Flores en contra de usted, ¿en qué año sucedieron?
   
Karem Todo empezó alrededor de una preparación de un cumpleaños de él, que fue 14 de febrero, el año exacto no lo tengo.
   
Investigador ¿Alrededor de cuántos años hace?
   
Karem Alrededor de unos doce años o trece, aproximadamente.
   
Investigador ¿De qué tipo de abuso sexual fue objeto? ¿Fue objeto de una violación o fue objeto de, simplemente, abusos sexuales de otro tipo?
   
Karem Fueron abusos sexuales de otro tipo, incluso fue violencia... eh, fue daño físico a mi persona.
   
Investigador ¿Fue golpeada por Samuel?
   
Karem Sí, fui golpeada por Samuel Joaquín Flores. 
   
Investigador ¿En dónde ocurrieron los hechos?
   
Karem Esto fue en su casa que él tiene en Jericó, el número no sé exactamente, pero es en calle Jericó y sale también a calle Esteban Alatorre; tiene entrada y salida por las dos calles.
   
Investigador ¿En qué colonia?
   
Karem Es la colonia La Hermosa Provincia, en Guadalajara, Jalisco.
   
Investigador ¿En cuántas ocasiones fue usted golpeada y abusada sexualmente por el señor Samuel Joaquín?
   
Karem A partir de mi preparación después de ese memorable 14 de febrero, pues hasta el momento en que me case, porque ellos me dijeron que el día que yo me casara, iban a dejarme de hablar.
   
Investigador ¿Ocurrió varias veces el abuso sexual y los golpes también?
   
Karem Sí, en diferentes ocasiones.
   
Investigador ¿Sería durante un período que pudiéramos especificar, de unos meses, o duró años?
   
Karem Dos años aproximadamente, dos años y medio... fue desde el momento desde esa fecha, el 14 de febrero, hasta el momento de que yo cumplí 20 años que fue a la edad en que yo me casé.
   
Investigador ¿Todos esos abusos se llevaron a cabo en la casa de Samuel Joaquín?
   
Karem En la casa de él, así es.
   
Investigador ¿Qué argumentación se le daba a usted para que usted asistiera a esa casa?
   
Karem Había una mujer que era, no sé si sea todavía en este momento, encargada de un grupo que le llamaban “el grupo de las jóvenes”. Esta persona eh...
   
Investigador ¿Qué nombre tenía?
   
Karem Ella se llama Carmen Rodríguez. Esta persona se encargaba de prepararnos. Al principio era nada más, “mira, ven vas a servir la mesa del varón de Dios”, … después empezó con que “mira vas a dormir conmigo, en mi cuarto”. Ella vivía en lo que le llaman la Casa Grande, entonces nos llamaban a dormir allí y nos pasaban a un cuarto y en ese cuarto a deshoras de la noche, desconozco el horario, pero a oscuras y a hurtadillas, pasábamos de la mentada Casa Grande a la casa de Jericó.
   
Investigador ¿Qué edad tenía aproximadamente en ese entonces?
   
Karem Tendría yo 18 años.
   
Investigador Dieciocho años.
   
Karem Así es. La primera vez empezó así. Haga de cuenta, me prepararon para un baile que nunca me dijeron que iba a ser de desnudos, me dijeron que iba a ser un baile para él, para festejarle su cumpleaños, pero en privado. Yo me sentía afortunada porque era ¡pues lo máximo para mí! El enviado de Dios. Iba a ser un baile hawaiano, una representación de una cantante y una oratoria, no recuerdo muy bien.  Lo que sí recuerdo y tengo muy presente fue que cuando ya nos íbamos a arreglar, cuando yo llegué a la casa del señor este para hacerle el baile, Carmen Rodríguez me dijo: “¿Sabes?, el baile va a ser de desnudos. Vas a bailar desnuda, vas a bailar sin sostén. Después, pues, te quitas tu falda de hawaiana que vas a usar, después le vas a poner un collar en el cuello y le vas a decir ‘aloha’ y le vas a dar un beso”.
Entonces eran otras dos personas aparte de mí, otras dos muchachas, también jóvenes sin casarse. Eh, estas muchachas este mmm... pertenecen todavía a la religión y ellas...
   
Investigador ¿Fueron otras dos muchachas a esa reunión?
   
Karem Fueron otras más, incluso pues...  ellas van a saber que soy yo, porque ellas... la experiencia la vivimos juntas.
   
Investigador Además de los bailes desnudos que les solicitaron, ¿qué otra cosa?
   
Karem Ese día lo recibimos, bailamos, me emborracharon —cuando allí no se toma vino por ningún motivo—, me hicieron embriagarme, y el señor, o sea, trataba de aprovecharse de mi situación, pero como yo soy una persona que me pongo muy agresiva y muy igualada cuando tomo, y para él es una ofensa tremenda que uno se iguale con él... porque supuestamente él se denomina rey. Se molestó y se fue, y ahí quedó. Después no sé cuántos días transcurrieron, pero en un corto tiempo serían menos de ocho días, me hablaron otra vez, entonces yo este, dije, bueno.
   
Investigador ¿Porqué accedió usted si ya sabía?
   
Karem Sí, lo que pasa es que le dicen a uno que pues, él es el varón de Dios y que tiene una necesidad como hombre, este, como todos, como todos los hombres, ¿no? que tienen necesidades, y pues que es una bendición para nosotras obviamente.
   
Investigador ¿Le decían eso a usted doctrinalmente, en forma religiosa?
   
Karem Sí.
   
Investigador ¿Qué era una bendición?
   
Karem Sí, que era una bendición para nosotras.
   
Investigador ¿El poder tener actividades sexuales con el señor Samuel Joaquín?
   
Karem Sí.
   
Investigador ¿Le manipulaban algún texto de la Biblia para eso?
   
Karem Sí, incluso, este, nos, nos... a mí me llegaron a decir que como cuando le hacían sus bailes al rey David. También me argumentaban que pues no debería de pensar mal de esto, porque hay un texto en la Biblia que dice que “ni aún en tu mente digas mal del rey”, son palabras textuales.
   
Investigador ¿Se le amenazaba en cierta forma si usted no participaba en eso?
   
Karem No, pero si, uno siente temor de decir no, porque, porque como tengo yo unos padres muy, este, religiosos.
   
Investigador ¿Ellos pertenecen a La Luz del Mundo?
   
Karem Sí.
   
Investigador ¿Actualmente?
   
Karem Sí, aún pertenecen, o sea a ellos yo les platiqué toda mi experiencia y dijeron: “¿Sabes qué? tú estás usada de Satanás, yo no te creo, vamos a orar por ti para que se te salga y...”
   
Investigador ¿Que se te salga qué?
   
Karem Satanás. Entonces este, pues, yo definitivamente ya no aceptaba esta situación, yo lo que quería era apresurar mi matrimonio porque como me dijeron que a partir de que yo me casara me iban a dejar de hablar, era una forma de escape, o sea yo no le veía otra salida, yo no podía decirle a mis papá, “papá, mira me está el señor diciéndome esto y esto” o “mira el varón de Dios y el Santo de Israel”,como le dicen, “me dice que yo tenga relaciones con él”.
   
Investigador O sea, ¿no le creía su familia?
   
Karem No me creería. No les dije en ese momento, se los dije después de casada y ellos no me creyeron.
   
Investigador Okey. En ese momento no se los dijo, pero después ya casada, ¿y ellos no le quisieron creer?
   
Karem No me creyeron.
   
Investigador ¿Cuándo la golpeó él? ¿cómo la golpeó?
   
Karem Fue un día haga de cuenta, estábamos, me mandaron hablar que para darle un masaje en los pies.
   
Investigador Sí.
   
Karem Que porque estaba muy cansado, una de mis hermanas, la mayor y yo, fuimos y le dimos los masajes. Estaba Nena Bravo en el cuarto, estaba Aideé Avelar, leyéndole un libro y este, estábamos nosotras dándole los masajes cuando él le dice a una de mis hermanas que si accedía a que yo me acostara con él en la cama. Entonces ella le dice que sí. Eh, yo me acuesto con él en la cama y él me pone la mano en sus genitales. Yo para esto, pues no había conocido ningún hombre, eh, después de, estando yo no sé, acostados, yo pues cohibida hasta cierto punto, de repente me golpeó la cara, y fue algo horrible porque pues yo no me lo esperaba. Quise llorar, me aguanté porque pues era el varón de Dios y yo no iba a hacer el papelito de llorar delante de él. Este, tenía que soportarlo. Esa fue una de las veces, otra de las ocasiones fue estando con él también en, ahí en esa misma casa en otra habitación, estábamos teniendo pues sexo, no penetración pero sí había sexo, este nos mordía o sea, pero eran unas mordidas terribles.
   
Investigador ¿Les dejaban marcas?
   
Karem Sí. Nos lastimaba y una de las... porque hizo una eliminatoria de las tres que fuimos ese día al baile, una de ellas yo no sé si por influencias de que la muchacha era hija de una persona bastante influyente en la provincia o considerada por ellos bien vista, no la aceptaría o por mal gusto del señor, no sé. Total que una de ellas, la que quedó y yo, pues nos agredía a las dos, este, teníamos sexo con él, oral, este, todo tipo de sexo, excepto la penetración, eh y nos agredía. De esa manera nos marcaba el cuerpo, para mí fue muy traumático; yo tuve que estar en terapia varios años después de haberle contado a mis padres.
   
Investigador ¿Terapia psiquiátrica, psicológica?
   
Karem Fue un doctor que fue mi doctor de cabecera. Él no es psicólogo, pero a mí en lo personal me ayudó mucho.
   
Investigador ¿O sea es médico preparado?
   
Karem Sí, es médico preparado, es profesionista él, y me ayudó muchísimo a mí esta persona.
   
Investigador ¿Cuántos años tuvo que estar en terapia después de esta experiencia?
   
Karem Yo estuve aproximadamente unos cinco años.
   
Investigador ¿Cuál es su ocupación?
   
Karem Soy edecán eventual y  me dedico al hogar.
   
Investigador ¿Es usted casada?
   
Karem Soy casada sí, madre de dos hijos.
   
Investigador ¿Cuál es su religión actual?
   
Karem No tengo religión.
   
Investigador ¿Desde esa experiencia que tuvo?
   
Karem Sí, desde esa experiencia quedé así, como que yo no creo en las religiones, no creo en los líderes religiosos. Creo que todos explotan en cierta manera a las personas.
   
Investigador Dos preguntas más, ¿qué efectos emocionales o qué daño psicológico tuvo usted después de estas experiencias con este líder religioso?
   
Karem Los efectos secundarios fue que un día traté de suicidarme, ya estando casada, cuando le conté a mi papá y a mi mamá, no me creyeron (se oyen sollozos)... y fue muy duro para mí. Y mi papá me dijo que prefería verme muerta antes que verme fuera de la Iglesia. Para mí fue esto muy duro, fue un shock, no lo pude superar, traté de suicidarme (se quiebra la voz)... bendito sea Dios, no lo logré. Con mucha ayuda he salido adelante, bendito sea Dios, mis hijos yo pienso que están muy sanos. Es algo que tenía muy guardado... pero espero que esto sirva para que las cosas se detengan y no sigan teniendo daño con más personas, más muchachas inocentes (llorando).
   
Investigador ¿Usted considera que estos eventos siguen ocurriendo con otras personas? ¿Estas conductas de violencia sexual en contra de jóvenes eran del conocimiento de otros líderes religiosos en la Luz del Mundo?
   
Karem Pues la mayoría de ellos saben de esto, a lo que yo vi, la mayoría de ellos saben, incluso, practican, tienen dos mujeres, tienen un estilo de vida que muchas veces los seguidores o los miembros de la Iglesia, a veces ni se enteran siquiera.
   
Investigador Bien, ¿alguna razón por la que usted no haya denunciado estos abusos y golpes a la policía?
   
Karem Pues yo tuve mucho miedo, a mí no me amenazaron pero sí tuve mucho miedo porque pues al ver simplemente cómo mi familia reaccionó, si eso se espera de mi familia, una familia enorme, grande, nadie haberme hablado, ya han pasado siete años y si me los encuentro me voltean la cara (habla llorando).
   
Investigador ¿Su familia no le habla?
   
Karem No me habla.
   
Investigador ¿Porque usted dejó la religión?
   
Karem Así es.
   
Investigador ¿Y usted les platicó?
   
Karem Yo les platiqué incluso yo les dije: “Mira, si me silencio y no le digo a nadie, ¿ustedes van a seguir conmigo? Yo no le digo a nadie, yo no quiero afectar a nadie, yo lo que quiero es que ustedes me acepten como soy, a mí no me gustó ese estilo de vida, no quiero ese estilo de vida para mis hijos”.
No lo aceptaron y bueno, si eso se espera de mi familia, ¿qué no se esperará de otra gente?
   
Investigador ¿Usted tenía miedo de que Dios le fuese a castigar si usted denunciaba estas situaciones?
   
Karem En aquel momento sí... antes de casarme todavía estaba indecisa en si lo decía o no lo decía, incluso cuando yo se lo comenté a mi esposo fuimos a hablar con la señora esa, con Carmen Rodríguez, se nos escondió mucho tiempo y cuando por fin nos entrevistamos con ella, le dijo a mi esposo: “¿No te has puesto a pensar que esta mujer de alguna o de otra forma te quiere abandonar? es una excusa para que te abandone”. O sea, trató de separarnos a los dos.
   
Investigador ¿Cuál sería, según su opinión, la función de esta señora Carmen Rodríguez, que nos comenta, en relación con las muchachas que tienen que ver con Samuel Joaquín?
   
Karem Pues sí se calificaría de seductora. Prepara a las muchachas, no importando la edad que tengan. Yo he sabido de muchachas que son muy chicas y ahí están. ¿Por qué? Porque desde niñas las preparan.
   
Investigador ¿Y las preparan para el mismo tipo de actividades?
   
Karem Sí.
   
Investigador ¿Violencia y sexo con Samuel Joaquín?
   
Karem Así es,  en efecto.
   
Investigador Le agradecemos mucho su franqueza y su sinceridad. Esperamos que este testimonial sirva para que no sigan ocurriendo este tipo de abusos encubiertamente en La Luz del Mundo. Muchas Gracias.
   
Karem A usted.



Fin de la entrevista.